El Vivero Municipal de Guaymallén produjo 5.000 plantines florales

Cada cantero que embellece una plaza, un boulevard o un espacio verde de Guaymallén tiene un gran trabajo detrás. Para que los espacios de recreación que los vecinos del departamento están disfrutando luzcan de la mejor forma, el Vivero Municipal trabaja durante todo el año. El resultado es la partida de 5.000 plantines florales de estación que ya están siendo colocadas en diferentes puntos.

Del almácigo a la plaza, existe un extenso derrotero de trabajo en el que son protagonistas “las manos” que trabajan en el Vivero Municipal, dependiente del área de Espacios Verdes. “Para que una maceta con flores de estación esté lista para ser replantada hoy en un espacio verde, fue necesario comenzar a trabajar en Agosto”, explica Javier Gómez, a cargo del vivero.

Desde la cosecha de semillas de las plantas madres, hasta el desgajado en especies que no requieren semillas, el proceso de producción se realiza íntegro en el Vivero Municipal. “Preparamos la tierra y plantamos en almácigos, trasladamos a macetas y llevamos los cuidados de agua y temperatura para que luego la planta esté lista para ser llevada a una plaza. Una vez allí, recibe los cuidados de desmalezado y riego”, detalla Gustavo Giménez, florista del lugar.

Para esta temporada de verano, el Vivero Municipal de Guaymallén consiguió producir 5.000 plantines de diferentes variedades florícolas, entre las que se pueden contar claveles, clavelones, cresta de gallo, petunias, conejitos, malvones, geranios, entre otros. Pero la tarea no se detendrá allí, ya que una vez finalizado el traslado del total de la producción de especies estivales, comenzarán a producirse las especies de invierno, trabajo que está previsto que inicie en febrero próximo.